Al-Abordaje

La que quieras darle y por supuesto, que me guste a mi.

Thursday, April 12, 2007

Una mujer...

Una mujer, a lo lejos, envuelta en sueños y misterios
espera, sin colores, el viento que define su sonrisa
y reinventa desde siempre el miedo ancestral de equivocarse
una mujer con miedo de ser amada,
esperando siempre el milagro utópico azul
se sienta en el polvo del tiempo y al ver pasar las sombras
tiembla con el frío que caracteriza a sus muertos, amados y odiados.
A esta mujer sin sol, sin lunas y sin mareas
la confianza la abandonó
dejándola sola a merced de la negra tristeza
de navegar en el mar de la vida sin nadie a quien molestar, despertar o sencillamente
sin nadie a quien joderle mas su vida de maldito enamorado.
Esta mujer, no vive, no siente, los sueños la envuelven
no la tocan, no la rozan, no la hacen tener sexo siquiera el sábado
esta mujer espera, y la utopía una vez azul se torna gris y se deshoja al doblar cada segundo la curva del tiempo abandonando a su dueña en un vendaval de egoísmo.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home