Al-Abordaje

La que quieras darle y por supuesto, que me guste a mi.

Saturday, February 17, 2007

Del santiaguero Cesar Lopez....



Todavía entre las sombras del tiempo y del
verano
la ciudad despereza sus andanzas, su profusión de
hojas,
enredaderas apenas florecidas, raicillas levantadas que
penetran en sus pálidas tierras,
manchas frescas de sangre.
Toda su historia se abre con las puertas, imaginarias
puertas construidas,
donde los años han dejado sus marcas y los niños
su estancia en las molduras.
Como las altas torres, como las tiranías,
estrepitosamente se derrumban esbirros y potencias.
No hubo necesidad de ceremonias,
y acaso los supuestos oficiantes
se quedaron perplejos, algo desconcertados
ante el fragor de los acontecimientos. No silbaron
sus flautas.
Ni sonaron los pífanos, laúdes y tamboriles,
porque esas cosas en la ciudad no existen.
La ciudad, ya se sabe, se ha extendido de golpe,
se desborda entre lomas y cantares, se ha quitado
una máscara,
ya no sólo recorta al aire sus montañas y sus mares,
sino que en cada uno se asienta y se proclama. Publica
su mandato.
Para que comience, para que los siglos se desmoronen
o se alcen,
sus gentes le han construido el jubileo.
¿Dónde están las extrañas premoniciones y conjuras,
ahora
cuando caen los cuarteles y toda fortaleza
se derrumba,
cuando parece que el misterio se revela? Y el agua
limpia
resbala más sonora por sus rajadas calles, ahogando
enloquecidos animales,
desempercude añosos establecimientos, arrasa
telarañas.
Como un jardín, como una rosa más o menos única,
comienzan las imágenes, se inicia al mundo en lo
posible.
Pero ocurre, está ocurriendo el tránsito, ciudad,
tu inexperiencia te transporta al delirio.
Los mercaderes levantan sus mugrientas tiendas, pues
saben
que ha llegado la hora del traslado: y junto con los
puros
de corazón celebran los contaminados.
El gran barullo cunde.
Qué difícil será, con precisión, mantener la alabanza
(¡Cuídate del leal ciento por ciento!); que nadie
estorbe, torpe, tu destino.
(¡Cuídate de los nuevos poderosos!); ni que
tampoco el llanto venga a anegar tu hueco
(¡Cuídate de la víctima a pesar suyo!);
que las cosas sucedan solamente en tu nombre
(¡Cuídate del futuro!);
por la boca frenética de tus moradores se elevan
las victorias y las imprecaciones.
Algunos organizan la coartada, y el pecho cotidiano
se golpea
para saltar de gozo, para echar fuera
las baratijas del embullo que los aprovechados
quincalleros te han colgado.
No es el momento de la pena, no ha de ser éste el
lloro ni el crujir de dientes
Los escalones de tus casas trepidan, se desconchan,
y se proponen toda clase de planes y proyectos.
(No hay que negar que algunos, descabellados,
ruedan desde el inicio.)
Pero prosigue airosa, ciudad, enero te
descubre, te vuelve temblorosa,
Ruptura, o roca firme, algo más; te abre para siempre
en el tiempo.
¡Conmuévase y despierte el encerrado!
¡Quite los centinelas y barrotes! Los otros ya se agitan.
La ciudad ha borrado límites y fronteras,
y las poderosas mujeres tutelares
amplias despliegan sus chales y pañuelos, protejen
la entrañable algarabía. La pesadilla pasa.
Y la ciudad, entonces, persistirá por ella misma
diferente, sola.

César López: «Todavía entre las sombras», en Segundo libro de la ciudad. Ediciones Unión, La Habana, 1989, p. 9.

6 Comments:

  • At 4:59 PM, February 18, 2007 , Blogger Magia said...

    Muy bonito el poema Corsario, se ve que añora tu Santiago como yo mi Habana.
    Celebremos! Te invito a una cena en Ilusiones!

    Un beso, mucha suerte y más magia...

     
  • At 8:27 AM, February 19, 2007 , Blogger St. Jose said...

    Tremenda prosa.
    Los poemas que tratan sobre las ciudades son siempre muy buenos e interesantes.
    Todavía no he encontrado ninguno de mi Guantánamo, quizás yo deba hacerlo.

    :)

    Saludos!!

     
  • At 12:36 PM, February 19, 2007 , Anonymous cubanerias said...

    st. jose , me has dejado pensando. Verdad que en Cuba las únicas ciudades a las que se le conocen poemas dedicados son La Habana Y santiago de Cuba.
    Muy buena investigación esa , a ver si existen otros para otras ciudades, que debe haberlos pero no son conocidos.
    Yo te aviso si encuentro algo.
    Saludos.

     
  • At 3:12 PM, February 19, 2007 , Blogger elcorsarionegro said...

    Si hay otros poemas a ciudades, Carilda tiene algunos de Matanzas, el Benny le canto a cienfuegos y a San Jose de Las Lajas, en Gunatanamo y Holguien tambien he oido algo de eso, afortunadamente nuestro pais cuenta con una tradicion literaria y en general artistica muy buena, de las mejores de Latinoamerica desde antes del 59.

     
  • At 10:29 PM, February 19, 2007 , Blogger Elgentleman said...

    Pero ¿que mejor "poema" a Guantanamo que la mundialmente famosa "Guantanamera"? Corsa, gracias por tu comentario en mi cuento posteado en Todo el mundo habla. No he tenido mucho tiempo en estos dias para dedicarme a los blogs. Saludos cordiales.

     
  • At 5:00 PM, February 22, 2007 , Blogger St. Jose said...

    Cubanerías, gracias. Avisarme si encuentras alguno, te lo agradecería mucho.

    Saludos!

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home